Pablo era un experimentado en dificultades, una persona que había pasado diferentes problemas en lo largo de su vida cristiana. Hoy, En estas circunstancias, nos toca hacer la comparativa entre la vida sufrida de Pablo y nuestra vida en medio de esta pandemia. Si bien no ha sido fácil para nadie, a quienes tenemos la dicha de creer en Cristo se nos confiere bastarnos de Su Gracia. El Señor ha permitido en Su Soberanía el hacernos pasar por estas aflicciones, pero en medio de todo estos problemas, El poder del Señor se ha perfeccionado en nuestra debilidad. El poder de Dios nos perfecciona, nos anima y nos fortalece en medio de nuestras debilidades. En el 9º capítulo de “Palabras Desde el Hogar”, nuestro Pastor Edwin nos recuerda la frase dirigida a Pablo: ¡Bástate de Su Gracia!

No olvides dar un Me Gusta, suscribirte y activar las Notificaciones para que no te pierdas el contenido nuevo que iremos generando en los próximos días. Te esperamos!

Volver al Listado